banner inquietudes populares
InicioTradicionesLenguajeHistoriaOficiosFotografíasEnlacesAutorContacto

Oficios

 

 

OFICIOS Y PROFESIONES EN LOS PUEBLOS DE CASTILLA

 Años 1600-1700.

 

 

La vida de los pueblos, en todas las épocas de la historia, se reflejan a través de las costumbres y de las normas de convivencia. Conocer el ayer nos estimula a valorar los esfuerzos del pasado, reconocer las lógicas variaciones con el presente y, en una amalgama y sintonía, proyectar con optimismo el mañana.

 

            Con toda intención se ha mantenido la trascripción original. Tanto la fuerza de los vocablos como los giros usados nos acercan con verdadera sorpresa a un lenguaje firme y serio con un mensaje no menos claro. Oficios, costumbres, ocupaciones, escrituras, contratos, obligaciones, penas, sanciones... Pero lo verdaderamente injusto, doloroso y humillante subyace en la sumisión de los ciudadanos que, al firmar el contrato o escritura, se niegan expresamente al uso de las leyes que pudieran exculparles ante cualquier desliz o descuido en el cumplimiento de su trabajo, cuando en ello no existieran dudas de la buena fe.

 

            Manifestar que, no menos orgulloso que otros, siempre dispuestos a entregarse por su tierra, este pequeño trabajo recopilatorio representa un tributo al ayer, tan lleno de vivencias.

         

 

Contrato de sacristán. (20 de abril) Año de 1695.

  

            Contrato de sacristán de esta villa por nueve años en la persona de Bartolomé de Encabo. Se le entregan todos los ornamentos que hay en la iglesia según inventario y si algo faltare se compromete a pagarlo con su persona.

  

            La villa le proporcionará vivienda de balde y si dicho sacristán fabricare en ella algunos reparos, al tiempo que salga se le ha de satisfacer lo que haya fabricado.

  

            Tiene la obligación el sacristán de tocar a maitines todas las festividades de agosto y tiempo que durare la siega; tocará una campanada antes del día y una campanada a todos los nublados que vinieren y nieblas. Y así mismo ha de tocar a mediodía las campanadas como es costumbre a los temporales desde la Cruz de Mayo hasta la de septiembre. Ayudar al mayordomo de la iglesia en el tiempo de colgar y descolgar los paños y los frontales, así como de tener limpia la iglesia.

  

            Por dicho trabajo de sacristán cada vecino entregará cuatro celemines por año y las viudas la mitad.

 

Contrato de arrendamiento de las Pezgueras. Año de 1696.

 

            El tiempo del arrendamiento será de ocho meses, desde mediados de febrero hasta fin de diciembre, quedando de hueco los meses de julio y agosto, que en éstos no hemos de poder trabajar por el riesgo de incendios en los montes.

  

            En Casarejos la pezguera de las Veguillas con cuatro hachas. En la de Mata de Moñigar con tres hachas.

            El pago será de trece reales por cada mes y hacha.

            Se podrán cortar las teas necesarias quedando terminantemente vedado cortar pinos verdes bajo duras penas.

  

 

Contrato de Vaquero y Beceñada. Año de 1696.

 

            Por esta pública escritura de obligación y contrato manifiesto como nos Jacinto Yagüe, vecino del lugar de Navas, como principal y obligado y Bartolomé de Rupérez, vecino de esta villa de San Leonardo, como su fiador, hacemos firme nuestro compromiso. Yo, como principal, Jacinto de Yagüe digo de que por un año, que empezó a contar y contarse desde el día del que viene de mil seiscientos noventa y siete, me obligo a guardar las vacas cerriles y domadas de esta villa y del lugar de Arganza, su arrabal, con las condiciones siguientes:

  

            Lo primero con condición que se me ha de dar por cada vaca y añojo, que no mame, a seis celemines de trigo; la mitad para nuestra Señora de septiembre y la otra mitad para navidad.

  

            Que los becerros que se echasen de marzo en adelante que se ha de dar a real de cada uno. Igualmente es condición que en el tiempo que dichas vacas durmieren en el monte tengo de tener obligación de asistir con ellas y si no lo hiciese los daños que se causaren que hayan de ser por mi cuenta.

  

            Que si faltase alguna res o reses tengo de tener obligación de avisar al dueño dentro del segundo día para que me la ayude a buscar. Y en caso de que la mataren las alimañas o se desgraciare por otro género tengo de ser obligado a dar señal de ello a su dueño. Y de no darla  he de pagar el valor de la res o reses que faltaren.

  

            Tengo que guardar que no entre la vacada en los vedados como en las dehesas y prados de siego y si entraren se me ha de llevar de cada res un maravedí si es de día y dos de noche.

  

            Me comprometo a cumplir todas las condiciones renunciando tanto principal como fiador a las leyes a nuestro favor.

  

            

Contrato o escritura de Boticario. (13 de abril). Año de 1697.botica

 

            Reunidos en la villa de San Leonardo y su ayuntamiento a trece días del mes de abril del año de mil seiscientos noventa y siete, los señores de justicia de la villa y Arganza, Casarejos, Vadillo y Navaleno de su tierra, la una parte y de la otra Francisco García Sanz, natural de la villa de Sotillo, las dichas partes se convinieron y concretaron en esta forma: El referido Francisco García Sanz se obliga de asistir en esta villa de continua habitación y morada al ejercicio de boticario por el discurso y tiempo de dos años y medio en las condiciones siguientes: Que el boticario ha de tener la botica con todas las medicinas necesarias y convenientes para todas las enfermedades y casos que sucedieren en ella y lugares de tierra y si faltara alguna se obliga a traerla a sus expensas dentro de las veinticuatro horas y a componer las medicinas que deba tener de repuesto dentro de los ocho días y si no las trajere o compusiere los señores de justicia las traerán de otra parte a expensas del boticario.

  

            Por dicha asistencia el boticario cobrará cuatrocientos rs. de vellón, pagados por tercios, casa de balde y cincuenta y dos fanegas de trigo anualmente.

  

            En otro contrato de 1727.- de fecha 12 de abril, acuerdan: Que los señores procuradores requieran una, dos y tres veces y las demás, en derecho necesarias, a Manuela Pablo y Peñas, mujer de Luis de la Orra, boticario de esta villa y su jurisdicción respecto de estar ausente el dicho Luis de la Orra, su marido, ponga persona de toda inteligencia para que despache en la botica dentro de dos días y, de lo contrario, se pasará a sus expensas, así de medicina como de personas, al traerla del convento de San Jerónimo de Espeja.

  

            En otro contrato al boticario correspondiente al año 1834, además de las medicinas generales ha de añadir el surtido de aquinina y sanguijuelas  y así mismo le han de dar en la estación del invierno dos carros de leña de roble para la conservación de las sanguijuelas.

 

 

Contrato de Médico. Año 1697.      medico

     

             En la villa de San Leonardo y casas de ayuntamiento a trece días del mes de abril de mil seiscientos noventa y siete, ante mí el cirujano y testigos se juntaron y parecieron presentes los señores y justicia y regimiento de esta villa y sus lugares de Arganza, Casarejos, Vadillo y Navaleno de su tierra y jurisdicción. Ambas partes convinieron y concertaron en esta forma: El Dr. D. Francisco se obliga a residir durante dos años y medio en la villa y curar a todos los vecinos y habitantes de todo género de enfermedades tanto internas como externas sin exceptuar ninguna aunque la haya de gálico (sífilis).

  

            Por todo ello cobrará el cirujano tres mil y trescientos rs. de vellón, Casa de balde y diez carros de leña de roble la villa y Arganza cuatro carros; Casarejos y Vadillo lo mismo y Navaleno dos carros. Y si así no lo cumpliere sea demandado.

            

  

Contrato de la Tienda de Abacería. Año de 1698.

 

            Escritura de obligación y contrato por el que María de Ayuso, viuda de Francisco Rupérez, como principal cumplidora y pagadora y Lorenzo de Ayuso, su hermano, como fiador, se hacen cargo de la tienda y con la villa de San Leonardo acuerdan: Digo que me obligo a vender todo el pescado, sardinas y aceite que se me fuere entregado por los señores del regimiento y se me ha de dar por el trabajo y ocupación que he de tener en el pesar y en el medir a tres maravedíes de cada libra y si me entregaran otros géneros de pescado también los venderé cobrando de la misma manera.

  

            Que me obligo a tener tienda pública para los vecinos de la villa y Arganza, habitantes, viandantes y pasajeros y así mismo en ella tengo de poder vender, garbanzos, lentejas, sal y otras cosas al por mayor y al por menor a mi riesgo, al precio marcado por los fieles.

  

            En la condición de cumplir con mi obligación y si así no lo hiciere se me demandare y castigare en la forma que entendieren las justicias.

 

 

Contrato de Sierra de agua. (Sierra del Concejo.) Año de 1700.

 

            Por esta pública escritura de una parte la Justicia y Regimiento de la villa de San Leonardo, su arrabal de Arganza y lugares de su tierra y de la otra parte Francisco Marcos, conviene en el arrendamiento de la Sierra de agua que tiene el Regimiento en la ribera de Arganza con las condiciones siguientes:

  

            1º.- El compromiso al pago de cuatrocientos reales de vellón. Los doscientos para el día de Santiago y los otros doscientos para el día de San Andrés (30 de noviembre), con pena de las costas que se causaren en la cobranza; no habrá descuento alguno en los pagos aunque haya rompimiento de presa u otro cualquier caso fuerte que pudiera suceder

  

            2º.- Que recibimos de aparatos de dicha sierra una cigüeña y un gorrón de hierro de lo que hemos de dar cuenta al fin de este arrendamiento y de haberse disminuido la cigüeña y el gorrón hemos de pagar su valor.

  

            3º.- Que al fin del contrato hemos de dejar la casa, presa y calce de dicha sierra todo bien parado, corriente y moliente para poder aserrar. Y si así no lo hiciéramos se nos pueda compeler y apremiar con todo rigor.

  

            4º.- Que de aserrar el madero de media vara, de cada uno, a quince mr. De los sejenes de a siete pies a cuatro maravedíes de cada uno.

  

           5º.- El Concejo tiene asignado un día para aserrar a: Los vecinos de la villa: martes y viernes; Arganza y Casarejos: miércoles y jueves; Vadillo: viernes y Navaleno: sábado. Asimismo se compromete el arrendatario a no serrar aquellos pinos que no lleven el sello del marco del Concejo.

  aserradero

 

Maestro de escuela. Año de 1730.

  

            Que respecto de no haber maestro de niños en esta villa, para lo mucho que contiene para la educación y enseñanza de ellos y estar propuesto y en primera letra Bartolomé de Encabo para que lo sea. En el año 1749 aparece Lorenzo Peñaranda Vezno, sacristán, organista y maestro de niños en esta villa de San Leonardo.

  maestro

 

Pregonero. Año de 1749.

 

            Cuatrocientos treinta reales que se pagan al pregonero por este ejercicio

  

pregonero  corneta pregonero

 

Taberna. Año de 1749.

 

            Tiene esta villa una taberna para su abasto de vino. Así mismo hay otra taberna en Arganza para su gasto de vino.

 

 taberna

Millón. Año de 1749.

 

            Reciben esta villa y arrabal, en común, quinientos reales de vellón, que carga entre sus vecinos con el nombre de millón, por la sisa del vino que por mayor consumen en sus casas.

  

 

Medidores de Vino: Año de 1749.   

  

            Seiscientos ochenta reales de vellón que se satisfacen a las personas que miden vino en dichas dos tabernas. Los cuatrocientos ochenta en esta villa y los doscientos en su arrabal.

 

 

Contrato de panaderos para este año de 1796. Año 1795.

  

            «A dieciséis días del mes de diciembre de mil setecientos noventa y cinco, salió a remate el basto del pan para esta villa, vecinos y habitantes. Tuvo efecto el remate en la persona de Santiago Torre y Juan de Casarejos y Antonio Marino los que se obligaron a dar el surtido del pan al precio de diez maravedíes cada una hogaza de pan del precio a lo que se venda en la villa del Burgo; ha de ser de cuenta de dichos panaderos el traer testimonio para que acredite ser cierto y que para saber cual da mejor o peor pan se obligan a poner a cada uno su marco en las hogazas y que el pan ha de ser de satisfacción entregándolo en este pósito al depositario con la asistencia del fiel y reciban por peso todas las hogazas para ver si están faltas o no y que si verifican que extraen pan fuera del pósito queda a la prudencia de los señores el castigarlos. Y para cumplimiento de esta obligación dieron por sus fiadores a Casimiro Alonso, Tomás Gorostiza y Pelayo Alonso. Y esta fianza se entiende que no es sólo por el caudal que les entrega la villa sino para que de no cumplir los obligados con el surtido del pan hayan de ser los fiadores responsables a dar el surtido. Y bajo de estas condiciones se obligaron y firmaron los señores de justicia por haber remitido los vecinos a las firmas a dichos señores.» Baltasar Peña, Andrés de Rupérez, Francisco Sanz Casarejos, Diego Alonso, Luis Peña.

  panaderia

            En el contrato de panaderos para el año 1798 (24 de diciembre), Los rematantes del presente año son Isidro Hernández, Gregorio Hernández y Domingo, vecinos de la villa del Burgo, otorgando la correspondiente escritura y entre otras condiciones:

  

            1º. Se obligan a dar todo el pan cocido que se necesite en esta villa.

  

            2º. Que el pan ha ser de satisfacción en su cantidad cuanto en su cocido, debiéndose satisfacer por vía de porte por cada una de hogaza de cinco libras catorce maravedíes más lo que valga ésta en dicha villa del Burgo del precio más bajo.

  

            3º. En el caso de que el pan tuviese alguna alteración o baja en el Burgo deberán dichos obligados a traer testimonio que acredite el precio a que vale el pan siendo de cuenta de éstos pagar el coste de la mitad y la otra mitad la villa.

 

 

Contrato remate de carnes. (30 de enero) Año 1795.

  

            Remate de carnes para la villa y Arganza en la persona de Francisco Díez, obligado que ha sido en el próximo año pasado. Precios: Que por cada cuarto de carnero, desde el principio de este contrato hasta el día de San Juan, 24 de junio de este año a treinta y seis cuartos (* Cuarto: Moneda de vellón equivalente a tres céntimos de peseta.), la de macho a veintiocho. Desde el veintinueve de dicho mes hasta primero de septiembre, a veintiocho la de carnero y la de macho a veinticuatro y desde dicho día hasta último de diciembre de este año, a treinta y cuatro el carnero y a veintiséis el macho.

 

 

 

 

Contrato remate de herreros. (23 de febrero) Año 1795.- herrero

  

            Hecho en Blas Alonso. Por razón de salario se ha de satisfacer cuarenta fanegas siendo obligación a tener un criado bueno...

  

           Que dicho trigo se ha de pagar en las eras, siendo dicho trigo de dar y tomar.

  

          Que por hacer un hacha nueva se ha de abonar seis cuartos. Por calcarla tres cuartos y medio y por revirarla un real y medio siendo de cuenta de dichos herreros el aguzarlas y del mismo modo se establecen precios por hacer una azada nueva, por calzarla, una reja, una gubia y escoplo grande, una azuela de martillo, un botador, una chaveta, morrión, un clavo trabadero, una barrena, etc.

 

 

Contrato de guarda de panes. (10 de marzo) Año 1795.

         

            Esteban Corral para este presente año. Dicho Esteban Corral se compromete a guardar todos los panes de esta villa y de Arganza con el mayor celo y cuidado y si daños se hicieren en ellos ha de ser corresponsable a su satisfacción. Que por su trabajo se le ha de satisfacer treinta y siete fanegas de trigo.

  

 

Contrato de Molino y Sierra de la Villa en renta (31 diciembre) Año 1797.molino

  

            Dar en renta el molino y sierra de la villa por un año a Manuel Mata vecino de esta villa y que ha de pagar dos mil cuatrocientos veinte reales de vellón en tres tercios (abril, agosto y último de diciembre) por el arrendamiento. Condiciones del contrato:

  

            1º. Se obliga a serrar con igualdad a todos los vecinos haciendo buen asierro y dando las costeras correspondientes de cada madero.

  

           2º. Por cada uno de los hilos que diere por siete pies de largo y uno de grueso ha de cobrar cuatro maravedíes; por los de nueve seis maravedíes; por los de pie y cuarto de ancho y nueve de largo doce maravedíes y por la de media vara y dichos nueve dieciséis maravedíes.

  

            3º. Que por cada fanega de trigo que moliese no ha de llevar de maquila más de medio celemín.

 

Contrato arriendo de la Casa Mesón. Año 1798.

 

            Arriendo de la casa mesón de esta villa en la persona de Andrés Carretero, vecino de ésta, en la cantidad de ochocientos cuarenta reales de vellón y que dará principio el día veintidos de julio hasta el dieciocho del mismo mes del próximo año de 1799. Andrés Carretero, como mejor postor es avalado por Gregorio Marcos y Lorenzo Carazo en la correspondiente escritura que se lleva a cabo en las condiciones siguientes:

  

            1º. Es condición que dicho Andrés no ha de poder faltar de la posada sin fiarla sobre el cuidado de su mujer para cortar las repetidas quejas que anteriormente se han dado por no haber persona que pueda desempeñar y contribuir al alivio y descanso de los transeúntes.

  

            2º. Que en cumplimiento de las reales órdenes que previene y prohíben el que los mesoneros tengan gallinas y cerdos ni otros animales nocivos, se prohíbe pueda tenerlos y además pondrá paja y cebada sin dar lugar a quejas.

  

            3º. Que ha ser de su cuenta todos los reparos menores que se originasen en dicha posada y los mayores de cuenta de la villa cuidando dar aviso con tiempo y sin aguardar a que se causen mayores.

  

            4º. Que se han de hacer las correspondientes fianzas.

 

 

Contrato de arrieros. (24 de diciembre) Año 1798.arrieros

  

            Contrato de Francisco Sanz Casarejos, vecino de esta villa y Benito Navas de Muñecas para la conducción de vino para esta villa y Arganza, otorgándole escritura en los términos:

  

            1º. Tener surtidas las tablas de ambos pueblos (la villa y Arganza)  y lo necesario al cantareo por los vecinos, debiendo asistir con las recuas a los sitios donde los señores les señalasen y por vía de porte se les ha de abonar hasta el día último de junio inclusive, a diez maravedíes y medio por legua y desde dicho día hasta fines de dicho año a nueve maravedíes de vellón.

 

Escritura  y contrato de Albeytería. Año 1799.

 

            Se establece escritura y contrato entre las justicias y diputados de esta villa y el lugar de Arganza con Mateo Gallo, vecino de la villa de Huerta de Rey, como maestro de albeytería, por tres años, comprometiéndose a curar todas las reses que tengan los vecinos de ambos pueblos tanto de caballerías mayores como menores, como bueyes, vacas, domados y cerriles por el salario en cada uno de los tres años de mil doscientos reales de vellón.

  

            Que por dicho maestro se ha de tener el herraje necesario para poder herrar todo género de caballerías y callos para ganado vacuno y podrá cobrar por cada una y si llevase redoblón un cuarto más de cada una y por las de caballería menor a real y medio, y si hubiese alguna novedad en el precio del herraje en las fábricas, tanto en pro como en contra, se arreglará a los precios que corran en Aranda, Burgo y Huerta de Rey.

 

 

 

ENTREGA DE PESAS Y MEDIDAS. (1799)

 

A la taberna.

 

            Se les entrega una cántara, media cántara, media azumbre, una azumbre y media separada con un cuartillo y medio cuartillo de medida mayor y menor de barro, y una azumbre, media azumbre y un cuartillo de cobre.

 

A la tienda de abacería.

 

            Media libra de metal para los fieles; y en la tienda una media libra de hojalata, un cuarterón, cuatro medidas de a cuarto; y en la tienda cuarto y octavo. También para dicha tienda se tiene entregado un peso de balanzas con cuatro pesas compuestas de libra, media libra, cuarterón y medio cuarterón. Y otro peso de balanzas para los fieles con una libra de hierro para dárselo a los forasteros.

 

 tienda

Marco.

 

            Se les entregó un marco de metal completo que debe obrar en poder de los fieles.

 

 

Romanas.

 

            Dos romanas grandes para la tienda una y otra para el uso de los vecinos.

 

 romana

 

Molino.

 

            Para el molino y la sierra de la villa un peso de balanza de madera, tres pesas de piedra: una de cuatro arrobas, de tres y de una; otra de hierro de dos arrobas que están en la casa de la villa.

 

 

Carnecería.

 

            En la carnecería un peso de ganchos con dos pesas de a cuarto y media cuarta, un cuarterón, otro medio, un cuchillo y una cuchilla.

 

 

Medida de granos.

 

            Una media de medir grano para la villa, herrada; un cuartillo de nogal: una barra de hierro que sirva de poteo; medio celemín y un cuartillo, herrados que están en el mesón.

 

 

Medida de nogal.

 

            Una media de nogal que sirve de pote y se halla en la Casa de la Villa. Y en la panadería un peso de ganchos con dos cuartales y un medio cuartal para pesar el pan.

 

 

Cadenas.

 

            Se hizo entrega de tres cadenas con sus tres candados buenos: tres pares de grillos con sus chapetas buenas; un candado con llave que es el que reza en el inventario pasado, sin llave; dos esposas que paran en el arca del cuarto de la casa del Concejo.

 

Inventario de colambre y demás ajuares de la Taberna.

 

            Veinte pellejos para el envás de vino que se mide para la tabla.

            Una mesa vieja y un banco donde se pone el pellejo para medir. Una gamella grande y otra pequeña y dos embudos uno mayor que otro.

 

 pellejo de vino

 

 

Notas de interés:

 

Monedas:

 

            Un real de vellón = 34 maravedíes de vellón = 0,25 ctms. de pta.

            Un real de vellón = 8,5 cuartos de vellón.

            Un cuarto de vellón = 4 maravedíes de vellón.

            Una blanca de vellón = 1/2 maravedí.

            Un ducado = 11 reales

 

Medidas de superficie:

 

            Una vara cuadrada = 0,6972 m. cuadrados.

            Un pie cuadrado = 776 cm.cuadrados.

            Un almud de tierra = espacio en el que cabe media fanega de sembradura

            Un celemín de tierra = espacio que se precisa para sembrar un celemín de trigo  = 537 m. cuadrados.

            Una fanega =  24 áreas ( área 100 m. cuadrados)

  

  fanega

Medidas de Áridos:

 

            Una Fanega = 12 celemines. Equiv. a 55,5 l.

            Una Media fanega.

            Un Celemín = 4,625 l.

            Un Cuartillo = 1,156 l.

 

Medidas de peso:

            Una Libra castellana =16 onzas ó 460,093 gramos.

            Un cuarterón = 1/4 de litro, a 4 onzas = 115,02 gms.

            Una Onza = 1/16 de libra ó 28,8080 gramos.

            Una Arroba = 25 libras u 11,602 Kgs.

            Un adarme = 1,79 gramos. = a 3 tomines y un tomín = 0,6 gms.

 

Medidas de longitud:

            Una vara castellana = 835 mm.

            Una pulgada = 23 mm.

            Un pie castellano = 28 cm.

            Una legua = 5,572 Km.

            Un estadal = 4 varas. Equiv. a 3 m. y 334 mm.

            Una vara =  dividida en 3 pies o 4 palmos y equiv. a 835 mm. y 9 décimas.

 

Otras medidas:

            Cántara = 16,133 l. (8 azumbres)

            Azumbre = 1/8 de cántara. Equiv. a 2,02 l.

            Cuartilla =     1/4 de cántara Equiv. 4,033 l.

 

 

Web diseñada por Carlos Rubio Condado