banner inquietudes populares
InicioTradicionesLenguajeHistoriaOficiosFotografíasEnlacesAutorContacto

 

PALABRAS CASI OLVIDADAS O DE POCO USO

 

           El ser humano, desde el mismo momento de nacer, entra en contacto con una naturaleza, en la que va a desarrollarse; de ella tiene que aprender y con ella ha de convivir. Con el crecimiento físico, de modo casi parejo, la mente va adquiriendo conciencia, que bien pudiéramos denominar actos reflejos. Al dar los primeros pasos, el niño desconoce el concepto del peligro y reacciona ante él por el daño recibido en ocasiones anteriores ante un hecho repetido.

            De igual manera el pequeño se ve atraído por los objetos e intenta cogerlos y, en ese momento, quien cuida del bebé pronuncia el nombre de lo que pide. A base de escuchar repetidamente algunos vocablos, con cierta inseguridad, el niño los balbucea y los relaciona con alguien o con algo. Del conjunto de vocablos almacenados nace el lenguaje.

            Las formas peculiares de transmitir nuestras querencias, sentimientos, profesiones, objetos, convivencias sociales o festivas y que proceden de otros tiempos, ajustadas escrupulosamente a lo que representan, constituyen el tesoro de un vocabulario genuino y comprensible entre los nativos de una zona.

            La relación que presentamos de modo alfabético, contribuyendo a su rápida localización, en modo alguno se considere exhaustiva, pues ni entra en lo posible y, como tal, no se ha pretendido. Sí, en cambio, hemos procurado recaudar de nuestros mayores su uso y el merecido orgullo  de usarlos.

            Mucho me temo que los nuevos tiempos agoten o sofoquen la herencia de tales palabras y que el olvido sentencie su existencia. Pero por más que la inercia los oprima, en los anaqueles  del recuerdo, tales palabras o vocablos siempre darán testimonio y dignificarán la referencia del pasado.

    

          

 
Abanto.- Buitre Leonado. Se denomina así a la persona que actúa alocadamente. A dónde vas, abanto.
Ablentar.- Separar el grano de la paja echando al aire con el bieldo la mies trillada. Abeldar, Beldar.
Abozunado.- Caído. Se dice cuando el fuego en un montón de leña, arde pobremente. Atestado.
Acicuaco.- Indisposición pasajera.
Achiperre.- Cosa inservible.
Aclaraaguas.- Tijerillas.
Adra.- Turno. En algunos pueblos recibían el nombre de hacenderas u obrerizas. Se trataba en todos los casos llevar a cabo labores comunitarias para el pueblo. «Arreglar caminos».
Agilimójilis.- Revoltijo. Salsas con productos muy variados.
Agostero.- Segador que se contrataba para recoger los cereales.
Aguachinarse.- Que está lleno de agua. « Las plantas de los tiestos se han aguachinado». «El vino está aguachinado».
Aguadilla.- Meter la cabeza de alguien debajo del agua brevemente.
Aguzar.- Afilar. Se solía usar una piedra arenisca.
Aimón.- Madero pingado en las carretas para que no se caiga la carga.
Albeitar.- Veterinaria. De origen árabe  «curador de animales»
Algarazo.- Lluvia impulsada por fuerte viento.
Allá cuidado.- Equivale: ¡allá me las den todas!.Que de lo que se está hablando nada le importa.
Allar.- Cadena que cuelga de la pared del hogar.
Allarín.- Clavo o hierro metido en la pared contigua al hogar del que cuelga la cadena o gancho para poner sobre el fuego un cubo con agua o comida.
Alma.- Parte del cerdo que se refiere al tocino de las tetas.
Almorzada.- Producto que cabe en las dos manos juntas y abiertas.
Angarillas.- Objeto de labranza que se usaba para sacar la basura de las cuadras. Parihuelas.
Anguarina.- Prenda de vestir, un poco tosca, que se usaba para protegerse de la lluvia o del frío. No suele tener mangas.
Apabilado.- Apabullar. Dejar confuso.
Apispar.- Lo utilizan las madres cuando el niño termina de comer. Equivale a ¡ya te puedes ir!
Arado.-        arao       
Arnero.-Semejante al cedazo, de forma redonda, la base de piel con agujeros, servía para cribar legumbres, principalmente. Pandero.
Arpar.- Quebrarse la cerámica o el cristal sin caerse los trozos.
Arrebañar.- Aplicar lo sobrante de comida que queda pegada a las paredes del recipiente.
Arrecido.-  Helado. Que da muestras de tener frío. Aterido.
Arregostar.- Acostumbrarse. «No te arregostes a lo bueno».
Arreguñado.- Se dice de la ropa que está arrugada.
Arreguzar.- Envolver con poco cuidado.
Arrén.- Finca o tierra cercada por piedras.
Arrenguillar.- Hacer perder el equilibrio al soportar mucho peso.
Arrumacos.- Muestras aparentes de cariño. Expresión popular: vestimentas raras «No te pongas tantos arrumacos».
Artesa.- Recipiente de madera para amasar el pan.
Asperura.- Cuando el tiempo está frío o con nieve se dice estar de asperura.
Asurar.- Quemarse. «Con tanto sol se asuran las mieses».
A silletas.- Ir con las dos piernas al mismo lado cuando se va montado sobre una caballería.
Atacar.- Abrochar. Sujetarse los calzones a la cintura. «Atácate los pantalones».
Atajo.- Senda o camino que acortaba la distancia hacia un lugar
Atestar.- Testificar. Localmente se denomina así al hecho de meterse las ruedas del carro en un humedal o barrizal y no poder salir. Aplastar algo, en especial tierra.
A tocateja.- Pagar al contado.
Aviar.- En el diccionario equivale a prevenir o preparar algo para el camino. Popularmente su uso equivale a ir bien vestido: «Ponte aviado que es domingo», «se cayó del árbol y quedó aviado», «le tocó la lotería y quedó aviado».
Azumbre.-Antigua medida para líquidos que se usaba en Castilla y que equivalía a 2’016 litros. Representaba la octava parte de la cántara.
Azupar.- Incitar a un animal para que pelee. Azuzar.
Badana.- Piel curtida de carnero empleada en marroquinería, encuadernación. Persona vaga o perezosa. «Zurrar la badana» equivale a pegar a alguien. Holgazán.
Bálago.- Según el diccionario «paja larga que queda de los cereales después de trillados. «Zurrar el bálago» equivalente a dar una paliza.
Ballarte.- Angarillas, parihuelas.
Bardascazo.- Golpear a alguien con un bardasco. Barduscazo.
Bergaza o Vergaza.- Arbusto que crece en la orilla de los ríos semejante a los mimbres.
Brasero.-            brasero
Bujero.- Equivalente a agujero.
Cachimán.- Edificación insalubre. Pocilga.
Cagaprisas.-Impaciente.
Caldera.-         caldera
Candil         .-candil
Canecido.- Que tiene moho. «La hogaza se ha encanecido». Encanecer.
Cantalucia.- Del partido de Burgo de Osma y agregado a Talveila. Según la autorizada opinión de Clemente Saenz García, pudiera ser la heredera de la antigua y celtíbera Lutia, topónimo celta: kanto latino Kanthus (canthus) piedra, roca, pedregal.
Cántara.- Medida para líquidos (vino) de 16 litros de capacidad equivalente a la arroba y que tiene como submúltiplos la azumbre que equivale a 2 litros; por lo que la cántara tiene ocho azumbres.
Capacho.- Bolsa de paja o esparto abierta por la parte superior con asas que se usaba para ir a comprar. Capazo.
Careo (El careo).- El hecho de ir los rebaños hacia los pastos de modo tranquilo.
Carcañal.-  Talón. Calcañal.
Carillo.- Semejanza o parecido que se da entre dos cosas. Que tiene el color igual.
Carmón.- Pájaro de la especie de los córvidos, de larga cola, color gris azulado que convive en grupo y su canto se asemeja al chillido. Habita en los montes bajos.
Casutaño.- Choza, casuca. Expresión despectiva.
Cayada.- Palo que lleva el pastor, por la parte superior curvado. Gayata. El cayado o la cachava. Según Isabel y Luisa Goig Soler «Diccionario de habla soriana»: En las comarcas ganaderas hubo la costumbre entre los pastores para pedir relaciones a una zagala, meter el cayado con el nombre del pretendiente por la gatera de la puerta de la casa donde vivía su preferida. Si el garrote no era devuelto, aceptaba sus relaciones, pero si se devolvía a la calle, le daba calabazas.
Cazo.-          cazo
Celemín.- Medida de áridos. Equivale a la doceava parte de una fanega, es decir 4,623 litros. También se usaba el medio celemín.
Cellisca.- Nieve fina arrastrada por fuerte viento. Ventisca.
Cerones.-  Bolitas de un centímetro de diámetro aprox. formadas por hilos espinosos muy tupidos, fruto de una especie hervácea que se pegan con facilidad en la ropa. Garrochas.
Chichiribaina.- Persona que no merece confianza. Informal.
Chínfano.- Mosquito. Fínife.
Chingoleta.- Darse una voltereta. Chirinvoleta.
Chinguete.-De chingar.Beber con frecuencia vino o licores. Es el beber con el porrón, el botijo o la bota levantándolo y dejar caer el chorro del líquido a la boca. Curiosamente cuanto más largo sea el chorro más gracioso resulta.
Chipitel.- Final de la chimenea pinariega en forma de cono cuyo remate lo componían una tablas decoradas.
Chirivita.-  Destellos que se ven en la imaginación al recibir un golpe fuerte en la cabeza. Se dice «Ver las estrellas.»
Chospear.- Dar saltos los corderos o chivos. Dar brincos. Retozar.
Chupadomine.- Poner a alguien como un trapo. Desprestigiar. Criticar. Mojarse hasta la médula de los huesos.
Clamor.- Toque de las campanas anunciando a difuntos.
Clarión.-  Tiza de yeso para escribir en las pizarras o encerados
Codujón.- Parte interior de las esquinas del colchón o saco.
Colodra.- Cuerno quitada la punta que tiene varias aplicaciones. Como vaso para beber y para contener la piedra de afilar el dalle.
Colonda.-   Maderas verticales colocadas en las paredes de las casas.
Comalida.- Tener la tez de color enfermizo o pálido.
Comparanza.- La palabra está prácticamente abolida. «No hay comparanza de mi casa con la tuya». Comparación.
Conde Lucanor.El.- Libro del Infante Don Juan Manuel. Recoge la leyenda del caballero Don Pedro Núñez de Fuentearmegil «El Leal» que huyó de Soria con el Rey-niño, Alfonso VIII para protegerle de las discordias entre los Castros y los Laras que se lo disputaban. Don Juan Manuel recoge este hecho de la tradición oral. Esta leyenda está incluida en el Conde Lucanor o Libro de Patronio (S. XIV)
Confite.- Dulce. Pequeñas bolitas de caramelo con sabor a anís de distintos colores. Anisetes.
Conocencia.- Equivale a tener conocimiento de algo.
Corpes.- El Robledal de Corpes cercano a Castillejo de Robledo que se cita en el Poema del Cid. Se refiere a la deshonra y abandono por sus esposos, Los Infantes de Carrión, de las hijas del Cid.
Coscurro.- Se trata del pan alrededor de la hogaza  que toca con la base y que al estar más cocida también está más dura.
Cozuelo.-Grano de trigo deformado.
Cucharrena.- Disco de hierro plano con un rabo que servía para deshacer las patatas cocidas en el puchero.
Cucho.- Que maneja la mano izquierda. Zurdo.
Culibrina.- Relámpago. Rayo. Culebrina.
Cunacho.- Cesto. Canasto. Cesto hecho de maderas finas o de mimbres que sirve para recoger paja, hierva, leña, etc.
Currucaco.- Mequetrefe, insignificante.
Dalle.- Apero de labranza que se usa para cortar la hierva.
De Perillas.- Equivale a «Muy bien»
Despertador.-          despertador
Embargar.- Cuando alguien está ocupado o empachado
Enajar.- Poner en adobo la matanza. Después se pondrá a secar.
Encanar.- Normalmente se da en los niños. Sucede cuando por el llanto, por la risa o la comida se queda sin respiración y aparece en su rostro el color morado.
Engüerar.- Dar calor la gallina a los huevos para que salgan los pollos. Enhuerar.
Envás.- Vasija o recipiente de cualquier tipo. Envase.
Esbalagar.- El hecho consiste en extender la mies de los haces para trillar. Hacer la parva.
Esbarar.- Equivalente a resbalar. «El suelo está mojado, ten cuidado no te esbares».
Escabuchear.- Para que se airee la tierra se cava alrededor de la planta.
Escarramparse.- Tener las piernas abiertas. «Iba escarrampado en el burro».
Esmotar.- Limpiar alubias o lentejas.
Espindarga.- Mujer alta, fea y desgarbada. Espingarda.
Fanega.- Medida de áridos en Castilla (cereales). Equivale a unos 43 kg. y a 12 celemines. La llamada Fanega de sembradura  representaba una medida de superficie que equivale a 22 áreas y 35 ca. (centiáreas) = a 2235 m2.

                                fanega      fanega 2
Fardel.- Bolsa de tela o saco pequeño.
Farol.-          farol
Fato.-  Persona, que siendo ignorante, quiere dárselas de inteligente. Que quiere hacerse el gracioso sin serlo.    
Fuencaliente del Burgo.- La Torca, eje de leyendas como la Mora Zoida, amante de Almanzor , la cual pereció allí. (José Antonio Pérez Rioja. Alma de Soria en el lenguaje)
Galiana.- Camino o calzada por donde transitan los ganados trashumantes; rebaños o ganados en general. La anchura de estas vías tenían era de unas 90 varas (Vara=0,835m. en España)
Garillo.- Objeto de corte semejante a una navaja cuya hoja es redondeada. Se usa en la vendimia para cortar los racimos de uva y para cortar los mimbres quienes hacen cestas.
Gramola.-          gramola
Grillarse.- Se dice de la persona que ha salido loca.
Grillarselas.- Escaparse huyendo de algo y sin que le vean.
Güeña.- Embutido semejante al chorizo, relleno con productos secundarios del cerdo.
Guizque.- Aguijón que dejan las abejas y otros insectos cuando pican. Guizgue. Aguijón.
Guzco.-  Se dice de quien, con expresión popular, «tiene el morro torcido» y le gusta meter las narices en los asuntos de los demás.
Hoces.-          hoz
Hormiguillo.- Dicho muy común «Tiene el hormiguillo en el cuerpo». Se dice del impaciente, intranquilo.
Huina.- Ladrón. Que intenta esconderse.
Ir Pito/a.- Andar con soltura y rapidez. «A pesar de la edad anda bien pito/a».
Ituero.- Vocablo muy probablemente del vascuence «iturri» que significa «fuente»
Jalbegar.-  Blanquear las paredes con jalbegue. Tierra blanca.
Jarcia.- Conjunto de cosas desordenadas o amontonadas. Grupo de chicos. Gentío
Jobar.-  La expresión equivale a «Ya está bien» «Vale ya». Es como una interjección que pone de manifiesto malestar.
Jonje.-  Miera. Resina del pino.
Jupa.-  Trabajo con gran esfuerzo. «Vaya jupa que se ha dado»
Lata.- Rama seca del pino que se tiraba con el «tiratángalos»
Legua.- Medida de longitud. Equivale a 5,5 kilómetros. Término medio, lo que anda una persona adulta en una hora.
Libro.- Obras del siglo XIV: El libro de la Montería del Rey Alfonso XI (libro II. Cap. X. Hace referencia montes de la provincia: Covaleda, Duruelo, San Leonardo) Libro de la Cetrería del Canciller de Castilla: Pedro López de Ayala, donde se glosa nuestra riqueza venatoria. El Libro del Buen Amor del Arcipreste de Hita en uno de cuyos versos, el 1222 se alude a la riqueza ganadera de estas tierras «rehalas de Castilla con pastos de Soria» y también El Libro de Casa «del Infante Don Juan Manuel».
Liego.- Terreno no apto para el cultivo por tener muchas piedras y ser muy irregular.
Máquina Singer.-          singer
Majo.- Expresión de simpatía y de saludo afable y amable.
Mamola.- Sinónimo barbilla.
Mandil.- Delantal. Prenda que se coloca delante del cuerpo para evitar mancharse la ropa al hacer la comida.
Mano.- Al segar la mies, (trigo, centeno, avena etc.) la cantidad de mies que cabía en la mano recibía tal nombre. Del conjunto de manos se hacían los haces. Gavillas juntas.
Melopea.-  Borrachera.
Merluza.-  Borrachera.
Mitines.- Jaleo. Follones, altercados.
Mondar.- Quitar la piel a la patata. Mondar una naranja. Limpiar el fondo de un pozo. Quitar el ciemo.
Montisco.- Nombre dado a la persona poco sociable. Vivir aislado. Montés.
Moña.- Borrachera. Muñeca de trapo.
Mosco.- El que va borracho.
Oncete.- Se llama así al avión. Pájaro que se asemeja a la golondrina.
Onza.- Medida de peso. Equivale a una dieciseisava parte de la libra=23,75 gramos.
Orgullo.- El escritor del siglo XVIII José Cadelso dice en sus cartas marruecas (XXVI....) «la sola provincia de Soria dio a su soberano (Felipe V) un ejército nuevo y numeroso con que salir a la campaña y fue el que ganó las victorias... Esta provincia aún conserva cierto orgullo nacido de su antigua grandeza que hoy no conserva sino en la ruina de sus ciudades y en la honradez de sus habitantes».
Orza.-  Recipiente de barro donde se echaba la matanza en adobo. Tinaja.
Panarro.- Persona vaga que se tumba y no se levanta.
Papel.- Periódico.» «En el papel dice que este otoño lloverá bastante».
Paralís.- Parálisis.
Pavor.- Vapor. «Mira la plancha que parece que sale mucho pavor».
Pedugo.- Calcetines hechos de lana poco retorcida. Piugos.
Perniquebrar.- Romperse una pierna o la pata de un animal.
Picaraza.- Urraca.
Picias.- Travieso, un diablo, revoltoso. Normalmente fechorías propias de niño.
Pie.- Medida antigua de longitud (Equivale a 12 pulgadas = 0,27 m.).
Pingo.- Se dice de la mujer que deja las obligaciones de casa y está callejeando. Es un pingo.
Pimpirigallo.- Amapola. Ababol.
Piquera.- Herida profunda en la cabeza «Le tiró una piedra y le hizo una piquera».
Pispajo.- Trozo de tela sucio o sin forma.
Pitata.- Chispas que saltan de la lumbre.
Plancha.-           plancha
Poema de Fernán González.-  Del siglo XIII, en prosa, en la Crónica General, debido a un monje de Arlanza. Canta al héroe de la independencia castellana.
Poyo.- Asiento o banco de piedra junto a la puerta de entrada de la casa.
Pozos de Nieve.- Neveras. Lugares donde se recogía y almacenaba la nieve y se vendía. Como aislante se usaba la paja.
Puentes.-Revista de Soria núm. 24, 2ª ép.
Quintal.- Medida de peso, que equivale en Castilla a unos 46 kgs. El quintal es = a cien libras o cuatro arrobas.
Quintana.- Del latín quinta= a villa, caserío y el adjetivo correspondiente.
Quintanilla de Nuño Pedro.-  (Quintanillano). Según José Antonio Pérez Rioja. Autor ya citado) por apodo los chichuelos (palillos con que se toca el tambor). Lo riega el río Mimbre. Tiene una dehesa, monte de encina y roble y fue propiedad del Marquesado de Falces lo que explica quizá el antropónimo de Nuño Pedro, que lo determina. Procede del latín: Quinta y el sufijo diminutivo illa.
Reloj.-           reloj
Rodete o Rodal.- Trapo colocado en forma redonda que se colocaban  generalmente las mujeres para llevar el cántaro de agua o el balde de ropa que lo lavaban en el río.
Rollo o Picota.- Obelisco o columna de piedra, rematada frecuentemente, en la cúspide, con una forma de cruz. Símbolo de jerarquía y representación de Villa. (Bien cabeza de partido o villa eximida). Lugar donde se ajusticiaban a los condenados a muerte. Innumerables en la provincia, por ejemplo  en Espeja de San Marcelino , Quintanilla de Nuño Pedro y otros.
Romana.-        romana    romana 3    romana
Rueda.-      rueda
Sacristán.- Barbero, organista y maestro de escuela (Según Miguel Moreno Moreno)
Sadurilla.- Guiso que consiste en poner la asadura con cebolla.
San Leonardo.- D. Sebastián Miñano en su Diccionario Geográfico Estadístico de España (1826-1829) decía que sus habitantes son «despejados, corteses y afables». Ya en el siglo XX Benito Pérez Galdós, en tan sorprendente como conocida novela «El Caballero encantado» (1909) escribe: «Pasémonos por aquí. Esta es la Sierra de San Leonardo en su más alto caballete. Vuelve hacia atrás la vista y volverás a ver mi valle del Duero...».
Sanar.-  Curar
Sota.- Mujer respingada que ofende con sus palabras. Pécora.
Taina.- Corral  en el campo para guardar el ganado. Tenada, majada.
Tapial.- Tabla o conjunto de ellas que se ponen a cada lado del carro.
Tea.-  Madera impregnada de resina para iluminar o encender. Borrachera.
Telaratas.- Telarañas.
Tempero.- Por temperatura.
Tentemozo.- Palo pingado que cuelga de la pértiga y que impide que el carro caiga hacia delante.
Tetera.-           tetera
Tinaja.-           tinaja
Todo quisque.- Cualquiera.
Tejo.- Juego infantil llamado Calderón consistente en arrastrar el jugador, apoyado en un solo pie un trozo de teja por los distintos cuadros, rayados en el suelo.
Tiragomas.-Tirachinas.
Torar.- Atascado. Algo que no funciona. Atorar.
Tranca.-  Borrachera.
Tresnal.- Conjunto de haces de mies amontonados en la tierra donde se han segado.
Trompa.- Peonza.
Ubio.- Yugo.
Vencejo.- Ave semejante a la golondrina. Pajas de centeno atadas por las espigas que servían para atar los haces de la mies.
Vuelo.- Nombre que recibe el conjunto del arbolado.
Zarabuja.-  Hoja de los pinos. Pinocha.
Zoqueta.- Objeto de madera que se colocaba el segador en la mano izquierda para proteger los dedos de la hoz a la hora de segar.
Zumba.- Cencerro, de cierto tamaño, que lleva la mula delantera de una recua.
 
 

 

 

Bibliografía:

 

Academia Española, Real: /span>Diccionario de la Lengua Española. Madrid 1992

Academia de la Historia, Real: Diccionario de voces geográf. Español. Madrid 1990

Andrés de la Morena, Silvano: Los márgenes de la Palabra. Soria, 2003

Blasco Manuel: Nomenclator histórico, geográfico, estadístico y descriptivo de la provincia de Soria. Soria 1909.

Caro Baroja, Julio: Sobre la lengua vasca y el vasco iberismo. S. Sebastián 1982.

Carracedo, Eleuterio: Toponimia de la tierra de Soria. Soria, Dip. Prov. 1996

Celdrán Pancracio: Diccionario de topónimos españoles y sus gentilicios. Madrid 2002.

Diaz Viana, Luis: «Romancero tradicional soriano». Soria. Dip. Prov. 1983. II Vol

DRAE =Diccionario Real Academia Española

García de Diego,Vicente. Etimologías. Etimologías españolas. Madrid 1964.

García de Diego, Vicente. La  efectividad en el lenguaje. Madrid, 1973

García de Diego, Vicente. Diccionario etimológico español e hispánico. Madrid 1985

Gaya Nuño, Juan Antonio El Románico en Soria Madrid CSIC, 1947

Goig Soler Isabel y Luisa. Diccionario de habla soriana. Soria, 2000.

Herrero, José Luis. El fichero, léxico del habla de Soria. Uned. Ctro Regional de Soria.

Jimeno Esther. La población de Soria y su término en 1270. Boletín de la Real Academia de la Historia.

Martínez Laseca, José María. Labrantíos, 1986. Dip. Prov. de Soria. Col. Temas sorianos, 11

Menéndez Pidal, Ramón. Orígenes del Español. Madrid 1980

Moliner, María. Diccionario de uso del español. Madrid 1987.

Moreno y Moreno, Miguel. .Biografía curiosa de Soria. Soria 1975

Pérez Rioja, José Antonio. El alma de Soria en el lenguaje. Col. Temas Sorianos. Dip. Prov. Soria, núm. 50

Portillo Capilla, Teófilo. Instituciones del Obispado de Osma. Soria 1985

Rabal, Nicolás. Soria. Barcelona. 1989

Ruiz Vega, Antonio. Lahoz Goig, I- Goig Soler I. Juegos populares sorianos./i> S Soria, 2000.

Saenz García , Clemente. Cuatro notas de toponimia soriana. Celtiberia 15. 1958.

Saenz Ridruejo, Fernando.  Formas medievales de topónimos sorianos. Celtiberia, 16.1963.

Sánchez Albornoz, Claudio.  Despoblación y repoblación del valle del Duero. Instto. de Historia de España. 1966

Taracena, Blas.  Carta arqueológica de España. Soria. Madrid CSIC 1941.

Zamora Lucas, Florentino. span>Leyendas de Soria. Madrid CSIC 1971

 

 

 

 

Web diseñada por Carlos Rubio Condadoem>